Coronavirus: Moreno muestra la forma en que personas contagiadas violan el aislamiento

El presidente Lenín Moreno insiste y lo hace con datos. En base a un sistema tecnología de uso gubernamental, el primer mandatario reveló que ecuatorianos portadores y sospechosos del nuevo coronavirus violan el aislamiento preventivo obligatorio “poniendo en riesgo la vida de ecuatorianos”.

Y citó algunos ejemplos. Dijo que en los casos en Guayaquil, Samborondón y Durán, a inicios de esta mes hubo 1.304 contagiados, de lo cuales el 40% salió de sus casas. Entre los sitios más visitados estuvieron Riocentro Los Ceibos, Village Plaza, el cantón Samborondón y el Suburbio.

En el caso de Samborondón, que de acuerdo a los registros es el segundo cantón de Guayas con más número de casos confirmados después de Guayaquil, 50 personas portadoras del virus “circulan por esta zona en este momento y están poniendo en riesgo a más de 100 mil ecuatorianos”, dijo Moreno.

La irresponsabilidad ciudadana también está en Quito. Según los datos presentados por Moreno, en la capital, el 21 de marzo pasado, hubo 228 contagiados de los cuales el 44 % se movilizó por fuera de sus casas a zonas como Calderón, Carapungo, Villaflora, Guamaní, La Primavera y otras.

“En el caso de Quito, un 4 % más que en Guayaquil hubo personas portadoras del virus que salen del aislamiento”, precisó el presidente.

En el caso de la parroquia Calderón dijo que 22 personas contagiados se movilizaron, “poniendo en peligro a 189 mil personas de esa parroquia”.

Es por ello que dispuso al ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena, que coordine con el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional y sus pares provinciales de todo el país el uso de esta herramienta y la implementación de medidas y controles que impidan la libre circulación de quienes son portadores del virus.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Pensaron que un preso murió por coronavirus en Babahoyo

El repentino deceso del privado de libertad Jorge V., de 45 años, puso ‘a correr’ a las autoridades del Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Babahoyo, en Los Ríos. Inicialmente los agentes que llegaron al levantamiento del cuerpo, sospecharon que se tratara de coronavirus, pero el médico que atiende en el Centro de Rehabilitación confirmó que la causa de muerte sería por tuberculosis.

Jorge fue encontrado sin vida el pasado jueves y sus compañeros de celda notificaron a los guías penitenciarios. Todos estaban asustados porque debido a la enfermedad que padecía, el difunto fue entendido en el hospital algunas ocasiones, sin embargo, las autoridades del CRS descartaron el que COVID-19 haya llegado al edificio.

El director del Centro de Rehabilitación Social de Babahoyo, Ronald Lara, indicó el interno guardaba prisión desde el mes de enero y además estaba atravesando un periodo de abstinencia a las sustancias psicotrópicas. Los agentes de Criminalística trasladaron el cuerpo hasta la morgue de Babahoyo donde casi no lo quisieron recibir debido a la emergencia y ante la ausencia de familiares.

Los deudos del fallecido oriundos de la parroquia Barreiro, se enteraron de la situación y empezaron a realzar los trámites para retirar el cuerpo. No hubo autopsia ni tampoco velorio, solo la sepultura directa a la que asistieron únicamente sus familiares.

En tanto Lara señaló que las medidas de prevención para evitar al coronavirus, fueron drásticas al interior de todo el edificio. Es decir, si antes se limpiaban las celdas una vez al día ahora lo hacen tres veces al día. Lo mismo ocurrió con el patio que antes lo aseaban una vez pasando un día y ahora lo limpian dos veces al día, durante todos los días de la semana.

El trato que reciben los aprehendidos que ingresan durante la emergencia, es distinto una vez que la policía los deje en la puerta de ingreso. El director explicó que para legalizar su llegada deben pasar primero por revisión en un hospital público, donde le emiten el certificado médico de no presentar golpes ni síntomas de coronavirus. Un vez cumplido con el trámite y recibir la orden de encarcelamiento, los detenidos pasan a una celda donde deberán permanecer en cuarentena durante 15 días. Después de ese tiempo si no presentan ningún síntoma, se derivaran a otra celda para el cumplimiento de la sentencia.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

Lea los cuentos del gobierno de Moreno contra Correa para no atender la Emergencia #Covid19

Tomado de Revista Vistazo

Una estrategia de desinformación en Ecuador se consolida desde 13 campañas simultáneas, para desgastar al gobierno, aprovechando la crisis sanitaria por el COVID-19, según una investigación revelada hoy por el portal Código Vidrio.

Las campañas seguirían directrices del exmandatario Rafael Correa, advierte el reporte, que se basa en informes de inteligencia, registros digitales (chats, capturas de pantalla, links, videos, audios, fotos), obtenidos y sistematizados de forma independiente, así como en un reporte sobre el manejo de las cuentas en redes del expresidente Rafael Correa. A partir de todos esos insumos, se realizó la verificación que sustenta los hallazgos.

Una de las campañas buscaría afectar la moral de médicos, policías y militares. Otra se enfoca en difundir en redes imágenes trucadas, descotextualizadas, de cadáveres arrojados indiscriminadamente en las calles de Guayaquil. Una tercera persiste en que los doctores no cuentan con medidas de bioseguridad. Pretende exacerbar el temor y la ansiedad en la población.

Los mensajegs se articulan desde México, en un 50%, y Ecuador, en un 33%, según datos de un geolocalizador en Internet. El resto proviene de Colombia, EE.UU., España, Argentina, Cuba y Canadá. Y este fin de semana se pudo identificar la participación en los ataques desde Venezuela, para sobredimensionar la construcción de fosas comunes en Guayaquil, con imágenes de tumbas en México.

En Ecuador, la planificación se articula con grupos de chats de Telegram. Desde esos colectivos digitales se estructuran mensajes falsos, que luego se viralizan, a través de las plataformas WhatsApp, Facebook y Twitter.

El estudio identifica más de 25 grupos de difusión. Cada uno de sus usuarios puede llegar a 4.000 personas, que comparten los contenidos con sus contactos.

Por eso no es extraño que estas dos últimas semanas desde esas cuentas se registraran 40 millones de reproducciones de noticias falsas en redes sociales, según el secretario de Comunicación, Gabriel Arroba.

Esta estructura, aunque con el apoyo de hackers rusos, habría aplicado la misma táctica en el paro de octubre, explica un oficial que investigó esas operaciones. En uno de los chats correístas, en esa ocasión, se instaba a sus miembros a recaudar fondos para apoyar a los indígenas que llegaron a Quito.

Según la ministra de Gobierno, María Paula Romo, la información falsa genera emociones que influyen en la conducta. “Estas cadenas están enfocadas en provocar insatisfacción y desaliento en la población y también animan un comportamiento violento. Incentivar conductas violentas, transmitir a la población enojo y desesperanza –en un momento ya tan difícil– dificulta el manejo de la crisis, pero sobretodo no contribuye al control de la pandemia”.

Fausto Jarrín, abogado del expresidente Rafael Correa, dice que es descabellado responsabilizar al exmandatario de esa campaña. “El gobierno se ha desestabilizado por sí mismo, a través de las mentiras y verdades a medias de sus voceros y su falta de acción urgente para enfrentar esta crisis sanitaria y humanitaria que estamos viviendo los ecuatorianos sobretodo en la ciudad de Guayaquil”.

Además, rechazo categóricamente -agregó Jarrín- este intento de desviar la atención de los verdaderos problemas “inventándose esta supuesta campaña de desestabilización por parte nuestra. Eso es completamente falso”.

Ejemplo de cómo viralizan

A través de un grupo de Telegram, integrado por notorios personajes del correísmo, el 20 de marzo se difundió un video en el que aparece un médico quejándose de falta de insumos de bioseguridad. Fue tendencia en Twitter, el 21 y 22 de marzo. Otro grupo está en Whatsapp con el nombre Contenidos RC.

¿Cómo vuelven tendencia un tuit? Las cabezas dan instrucciones a los encargados de cada grupo para viralizar un mensaje con un hashtag específico. En este caso, por ejemplo, el viralizador fue #HeroesSinBioseguridad, que se replicó con 30.025 tuits, y tiene un alcance potencial de 10 millones de usuarios.  Así, el resto de simpatizantes simplemente replican los mensajes de manera indefinida y lo vuelven tendencia.

La campaña se sirve de actores atacantes, masificadores e influenciadores; personajes políticos y cuentas trolls. También tienen blancos específicos, como el presidente Moreno, la ministra María Paula Romo, Cynthia Viteri, varios periodistas…

Un análisis de redes sociales establece el aumento en la actividad en los medios de comunicación virtual, en relación al seguimiento al expresidente Correa y su círculo de seguidores, las últimas semanas.

Correa tiene más de 3,6 millones de seguidores en Twitter. Entre el 28 de febrero y el 23 de marzo, el exmandatario disparó 300 tuits, alcanzando 911.112 interacciones. Sus mensajes causaron un impacto mayoritariamente negativo: 62%.

En Facebook, las cifras son masivas. En esta plataforma el correísmo tiene tres cuentas masificadoras de contenido: Revolución Ciudadana Activa, con 58.000 integrantes; Lealtad Correísta, con 24.400, y Rafael Correa Delgado, con 163.000.

Uno de los informes de Inteligencia especifica que en México opera un trollcenter,. Especialistas de Inteligencia sostienen que ese país es la base operativa, con la supuesta participación de las asambleístas Gabriela Rivadeneira y Soledad Buendía, Edwin Jarrín y Ricardo Patiño, asilados allá.

Según Gustavo Isch, analista político, Correa, desde México, activa una agresiva estrategia en redes basada en fake news, consistente en minar la credibilidad y confianza en la gestión del gobierno frente a la crisis provocada por el COVID-19.

Patiño y Rivadeneira niegan participación

La asambleísta Buendía comentó al portal que no sabía nada al respecto. “No estoy participando en nada político. Estoy dedicada a la academia”.

Consultado sobre su participación, Ricardo Patiño negó cualquier relación con esas operaciones. “Ni Gabriela Rivadeneira ni yo tenemos nada que ver con los supuestos trolls que el gobierno dice que están creando noticias falsas desde México. Es totalmente falso y es irresponsable pretender vincularnos. Hace un año la ministra María Paula Romo inventó que yo estaba desestabilizando al gobierno junto a Ola Bini, a quien yo nunca conocí. Lo metieron preso, después tuvieron que liberarlo y él declaró que nunca nos hemos conocido”.

“Es lamentable -añadió- que funcionarios intenten montar cortinas de humo cada vez que son incapaces de atender los problemas del país. Es la propia ciudadanía la que está reclamando por la falta de atención”.

Efectos en la población

Entre la población, según una medición técnica recabada en uno de los reportes, las campañas han tenido siete efectos, pero los tres más relevantes son:

  • Miedo y desesperación
  • Cierre de vías y acceso a las ciudades por temor al contagio del coronarios
  • Aglomeración de personas en sitios de abastecimiento, exponiéndose a un posible contagio

El análisis sobre las reacciones en redes sociales, con base en una encuesta, revela que la desinformación también causó en los últimos 30 días sentimientos
negativos como:

  • Dolor 96%
  • Enfado 92%
  • Resentimiento 90%

Para revisar la investigación completa, haga clic aquí: https://bit.ly/2JprXyn

Fuente: Revista Vistazo, 1er Impacto

Ciudadanos irrespetan medidas sanitarias en Quito

La atención del mercado Mayorista, en el sur de Quito, se suspenderá desde este viernes 3 de abril. Por la falta de colaboración de los ciudadanos para acatar las restricciones de movilidad, según el Municipio de Quito.

Sin embargo, centenas de quiteños acudieron al centro de abastos para comprar. En los alrededores aún se podían encontrar ventas ambulantes. Hombres y mujeres, a viva voz, ofertaban toda clase productos. Algunos sin mascarillas ni guantes.

La mañana de este jueves fue movida. Los tricicleros fueron los más beneficiados, pues los clientes usaban sus servicios para sacar las compras del recinto. De ahí, la espera de por lo menos 20 minutos por una camioneta o un taxi.

Ese tramo de la avenida Teniente Hugo Ortiz estaba lleno de gente de toda edad desde bebés hasta ancianos. Casi como un día normal.

El Municipio de Quito mostró su preocupación por el aumento de la movilización de los quiteños. Jorge Yunda, alcalde de Quito, enfatizó que este movimiento se evidenció a partir de la ampliación del toque de queda. “Aprovechan el medio día que tienen para hacer sus cosas”, dijo en rueda de prensa virtual.

Por ello envió nuevas propuestas al COE Nacional, como nuevas restricciones vehiculares.

Guillermo Abad, secretario de Movilidad, indicó que al inicio de la emergencia sanitaria, se decidió que la restricción vehicular rija para los números pares e impares, con esta medida se lograba retirar de circulación al 50% de vehículos.

Ahora, la propuesta del cabildo pretende sacar de circulación al 80% de los automotores cada día. El COE Nacional deberá aprobarlo o no.

Fuente: Diario Extra, 1er Impacto

El panorama del Guayas: Morgues repletas, Cadáveres en camiones, cuerpos descomponiéndose en hospitales

Morgues repletas. Cadáveres apilados en camiones. Cuerpos descomponiéndose en clínicas privadas, en hospitales públicos. Deudos que reemplazan el llanto por los ruegos para pedir que les devuelvan los restos de sus seres queridos.

Es la información ‘extraoficial’ sobre lo que pasa en Guayas por el coronavirus, pero la que ha proliferado a modo de denuncia por redes sociales desde que empezó la emergencia sanitaria el 11 de marzo de 2020. Hechos que EXPRESO ha confirmado en las calles.Blanca Moncada Pesantes@Blankimonki · 

En este hilo, para ayudar, publicaré a todos los cadáveres a los que no han recogido.Blanca Moncada Pesantes@Blankimonki

Monte Sinaí. Valle del Cerro Azul, Mz. 7, solar 32. Segundo Castañeda falleció el sábado 28 de marzo. Sigue allí. Contacto: 0999527455. Jessica Castañeda.56Twitter Ads info and privacy67 people are talking about this

La cifra oficial, la que maneja el Gobierno, contó 79 fallecidos confirmados por COVID-19 y otros 61 como sospechosos, desde que se detectó el primer caso en Ecuador, el 29 de febrero, hasta el 31 de marzo de 2020. Es decir, ese número de decesos por la enfermedad en todo marzo en todo el país.

Juana Cruz y Víctor Rosado

Testimonios del COVID-19: “En el hospital dicen que no encuentran el cuerpo de mi madre”Leer más 

Sin embargo, otra cifra oficial, la del Registro Civil Provincial del Guayas, computó 388 inscripciones de defunción por diversas causas, solo en la Zona 8 (Guayas, a excepción de Milagro) en un día: el 31 de marzo de 2020. El día anterior, el 30, registraron 334.

Esto significa que en dos días se asentaron más defunciones que las que hubo en todo marzo de 2019, que cerró el mes con 609 certificados ordinarios. Extraordinarios se registraron 149.

¿Cuántos de esos más de 722 certificados de defunción en dos días corresponden a muertes por coronavirus? Como ya lo ha publicado este Diario, es difícil averiguarlo porque en la mayoría de los casos no realizan autopsias ni pruebas a los cuerpos. Lo que derivaría en un subregistro.

De hecho, las inscripciones se multiplicaron por 12, si se compara el número del 31 con el del 17 de marzo, cuando el Registro Civil inscribió a 32 fallecidos. Desde ese día, la cifra fue aumentando hasta un 1.112,5 % (ver gráfico abajo). Un incremento en los registros que, según revisó este Diario en las estadísticas de la institución, jamás se había dado en ningún mes desde 2016. Ni siquiera en abril de ese año, cuando ocurrió el terremoto de Pedernales (el 16 de ese mes), hubo tantas inscripciones de muertos en la Zona 8. Ese mes cerró con 306 inscripciones ordinarias. Cifra que no alcanza siquiera a los 334 fallecidos inscritos solo el 30 de marzo de 2020.

Cortesía

Testimonios del COVID-19: “Mi esposo murió y nunca nos atendieron en el 171”Leer más 

Estos datos, precisando los números del 30 y 31 de marzo, fueron enviados por la entidad a través de correos y mensajes de WhatsApp por voceros del Departamento de Comunicación. Sin embargo, luego de hacerlo, solicitaron que no se publicaran y que fueran pedidos al Comité de Operaciones de Emergencia (COE). EXPRESO habló con la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y le cuestionó por qué tendrían que omitirse estas cifras.

Ella, que aclaró que no era una declaración oficial, reiteró lo que ha había dicho en anteriores declaraciones sobre que se aportarían nuevas cifras en los próximos días. Sugirió que había que ser prudente con esos datos para que no se mezclaran las estadísticas de fallecidos por COVID-19 con las muertes derivadas por otras causas.

Este Diario se trató de comunicar con otros integrantes del COE, entre ellos el vicepresidente Otto Sonnenholzner, pero hasta el cierre de esta edición no respondieron.

Y eso que personas como Luciana (nombre protegido) tuvieron que esperar hasta cinco días para que le entregaran el cadáver de su madre, y así sus parientes pudieran realizar el trámite civil. ¿Cuántos más procesos de certificados de defunción hay represados en Guayaquil porque los cuerpos no son entregados a los familiares? Otra interrogante sin respuestas.

crematatorio de a jun (31481761)

Coronavirus: El silencio de las cifras de las muertes en casaLeer más 

“Mi madre murió de COVID-19. Estoy haciéndolo todo por teléfono, llamando, pidiendo ayuda…”, escribió a este diario el 24 de marzo para pedir ayuda, porque nadie en el hospital del Guasmo donde falleció su pariente el día anterior le daba respuesta sobre el paradero de sus restos.

“Aún no aparece el cadáver…”, volvió a escribir el 25 de marzo. El 27, “aún nada”. Seis días después, finalmente, les devolvieron su cuerpo luego de prácticamente rogar por él.

Según los protocolos del Ministerio de Salud Pública (MSP), entidad que no ha contestado ninguna petición de entrevista o preguntas planteadas por EXPRESO, la madre de Luciana tenía que cremarse. Ellos la sepultaron porque “nos estaban cobrando 1.500 dólares por la incineración”.

Pero esto no solo ocurre en hospitales públicos. Mariana (nombre protegido) denunció a través de las redes sociales que el cadáver de su madre, que murió el sábado 28 de marzo, no aparecía en un centro privado de la ciudadela Alborada. “… En la tarde fuimos con la funeraria a retirarla (…). Los llevan a un camión donde tienen los cadáveres, me llamaron después de unos minutos para que reconozca a mi mamá de una pila de cadáveres porque no la encuentran”.

Un vídeo que circula en redes sociales también denuncia la aparición de una adulta mayor en la misma clínica. Una trabajadora del lugar contó a EXPRESO que, efectivamente, la morgue del sitio “está repleta”. ¿Por qué? Ninguna autoridad responde.

Luis Sarrazín, exministro de Salud, asegura que en todos sus años de experiencia como médico “nunca ha habido tantas muertes en Guayas y Guayaquil”. Y podría asegurar que la mayoría ha sido provocada por el virus. No le ve otra explicación.

La única cifra oficial, que fue actualizada ayer 1 de abril, pasó de 79 a 93 fallecidos. El resto, sea cual sea la causa de su deceso, se sigue descomponiendo en las morgues de las clínicas, en sus casas o en las veredas.

Fuente: Diario Expreso, 1er Impacto