¿Cuánto podría durar la cuarentena por coronavirus en el mundo?

Hay algo en lo que coincidimos todas las mujeres y es que no existe placer mayor que estar en casa y sacarnos el sostén o brasier.

El experto subraya la importancia de cumplir el régimen de aislamiento hasta que se desarrolle una vacuna contra el Covid-19, proceso que podría durar “entre 12 y 18 meses”, estima.  

Leikin señaló a RT que si bien el aislamiento solo de los grupos de riesgo ayudaría a reducir la carga en el sistema sanitario, la cuarentena general es más eficaz desde el punto de vista de “la reducción de la carga sobre la población”. Esto debido a que los jóvenes “también se enferman”.

Hasta que existan tratamientos aprobados que ayuden a no contagiar el virus o a “deshacerse de él rápidamente”, el experto recomienda a las personas “centrarse en la prevención” y no en el tratamiento.

¿EN QUÉ CONSISTE LA PREVENCIÓN?

CIFRAS MUNDIALES

Más de 780.000 personas de más de 175 países del mundo han sido ya diagnosticadas de Covid-19 y 37.000 han perdido la vida. Por su parte, en el gigante asiático (China) el virus muestra síntomas de remisión.

La pandemia golpea con especial virulencia a Europa y Norteamérica. Estados Unidos, Italia y España son los países con más casos diagnosticados, los dos últimos con la cifra más alta de muertos.

Fuente: Metro Ecuador, 1er Impacto

Mercados de Wuhan vuelven a la venta de animales exóticos como murciélagos, perros y escorpiones

El escenario en un mercado de China es el mismo de antes que se inicie la pandemia del COVID-19. De acuerdo con un corresponsal del Mail on Sunday, perros y gatos están metidos en jaulas oxidadas. Murciélagos y escorpiones se venden como medicina tradicional. Conejos y patos sacrificados están en el piso lleno sangre, suciedad y restos de animales.Estas escenas surgen cuando China finalmente levantó un bloqueo nacional de más de dos meses y alentó a las personas a volver a la vida diaria normal para impulsar la economía afectada por la paralización.

Según el corresponsal, el 27 de marzo del 2020, miles de clientes acudían en masa al mercado ubicado en Guilin, en el suroeste de China, que tenía una de carne fresca de perros y gatos, un plato tradicional de invierno “cálido”. La situación se repitió en el mercado de Dongguan, en el sur del país asiático. Allí otro corresponsal fotografió a un vendedor de medicamentos que regresaba al negocio, el pasado 26 de marzo, con un cartel publicitario de murciélagos, que se cree que es la causa del brote inicial de Wuhan, junto con escorpiones y otras criaturas. “Todos aquí creen que el brote ha terminado y que ya no hay nada de qué preocuparse. Es solo un problema extranjero ahora”, dijo al medio uno de los corresponsales con sede en China.

De su parte, el corresponsal que visitó Dongguan mencionó que “los mercados han vuelto a operar exactamente de la misma manera que antes del coronavirus. La única diferencia es que los guardias de seguridad tratan de evitar que alguien tome fotos”. En Wuhan, de donde según especialistas habría salido el coronavirus 2019-nCoV, se vendían en el mercado hasta un centenar de especies, entre las murciélagos y serpientes.

En el lugar también había mariscos para consumo humano, pero también otros animales vivos que esperaban en jaulas su destino. Todos en malas condiciones higiénicas. China ha conseguido controlar la epidemia después de meses de lucha, pero teme los casos “importados” del extranjero. Por eso redujo drásticamente sus vuelos internacionales y cerró temporalmente sus fronteras.

Fuente: Vistazo, 1er Impacto

Descubren que el COVID-19 también causa daño cardiaco

Además de los daños que genera el virus COVID-19 al sistema respiratorio, una reciente investigación publicada por la revista de la Asociación Médica Americana, informa que la enfermedad también puede causar daño cardiaco incluso en pacientes sin afecciones cardiacas previas.

Según el autor principal del estudio y profesor del Centro de Ciencias de la salud de la Universidad de Texas en Houston (UTHealth), Mohammad Madjid, “es probable que, incluso cuando no existe enfermedad cardíaca previa, el corazón pueda verse afectado por el coronavirus”.

“En general, una lesión en el músculo cardíaco puede ocurrir en cualquier paciente con o sin enfermedad cardíaca, pero el riesgo es mayor en aquellos que ya la tienen”, agrega el especialista.

Los investigadores que publicaron el artículo científico, concluyeron que “la enfermedad por coronavirus 2019 se asocia con una alta carga inflamatoria que puede inducir inflamación vascular, miocarditis y arritmias cardíacas… Mientras tanto, los factores y condiciones de riesgo cardiovascular deben controlarse juiciosamente según las pautas basadas en evidencia”.

De acuerdo con este nueva investigación, la tasa de letalidad del nuevo coronavirus para pacientes con enfermedades cardiovasculares es del 10,5%. De igual manera indica que las personas mayores de 65 años con enfermedades coronarias o hipertensión están más expuestos al virus y pueden experimentar síntomas más graves.

Por ello, instan a los médicos a consultar el sitio web del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., para conocer las últimas directrices sobre cómo tratar a pacientes con enfermedades cardiacas que hayan contraído el COVID-19.

“Es lógico esperar que se produzcan complicaciones cardiovasculares importantes relacionadas con COVID-19 en pacientes sintomáticos graves debido a la alta respuesta inflamatoria asociada con esta enfermedad”, agrega el estudio.

El nuevo coronavirus ha provocado al menos 36.674 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre y existen más de 757.940 casos de contagio en 184 países o territorios.

Fuente: Vistazo, 1er Impacto

54 pacientes con coronavirus recibieron el alta hospitalaria en Ecuador

Hasta este lunes 30 de marzo de 2020, son 54 personas con coronavirus que fueron dados de alta en diferentes casas de salud a nivel nacional. Así lo informó el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos. Ahora, los pacientes cumplirán su aislamiento domiciliario hasta que la prueba del COVID-19 sea negativa.

Con respecto a las 54 personas que recibieron el alta hospitalaria, Zevallos señaló que son: 12 pacientes del Hospital del Guasmo en Guayaquil; 4 del Pablo Arturo Suárez de Quito, 5 del Hospital Especialidades de Portoviejo; 5 del Hospital Vicente Corral Moscoso, 1 del Teófilo Dávila; 1 del Hospital de Ambato; 1 del Hospital de Guaranda; 1 del Hospital de Machala, 1 del Teodoro Maldonado Carbo; 2 en el Hospital de Milagro; 1 de Manta; 1 del Hospital Carlos Andrade Marín; 10 del Hospital General del Norte de GYE-Ceibos y 8 personas fueron dadas de alta del Hospital del Sur de Quito.

Más temprano, el viceministro de Salud, Ernesto Carrasco, explicó que el número de recuperados se mantiene en 3 y dijo que para que sea oficial un caso recuperado se hace una segunda prueba.

“Las decenas de pacientes que son dados de alta, son enviados a sus domicilios para su recuperación y, posteriormente, aplicarles, según el protocolo, una nueva prueba para conocer la carga viral del paciente”, afirmó.

Las autoridades hicieron un llamado para que la ciudadanía cumpla con las medidas dispuestas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional de permanecer en asilamiento en los domicilios y salir, únicamente, para realizar las compras de productos de primera necesidad, respectando el pico y placa vigente para los vehículos particulares.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto

Ministerio del Trabajo emite nuevas medidas para empleadores y trabajadores

Con el fin de precautelar los derechos de los trabajadores y dar flexibilidad a las empresas para que no existan despidos masivos, el Ministerio de Trabajo emitió un nuevo acuerdo que le sigue al dispuesto el pasado 15 de marzo en el que se dieron cuatro alternativas para la reducción, modificación o suspensión de la jornada laboral ante la emergencia sanitaria.

El empleador del sector privado podrá modificar la jornada, incluyendo el trabajo en sábados y domingos, sin violentar la jornada máxima prevista en el Código del Trabajo. En todos los casos, se deberá garantizar el descanso por dos días consecutivos.

En el caso de la recuperación de la jornada laboral, el primer acuerdo establecía que, una vez terminada la emergencia, el empleador del sector privado determinaría la forma y el horario de recuperación, hasta por tres horas diarias de los días subsiguientes o hasta cuatro horas los sábados. Sin embargo, ahora la disposición dice que el empleador determinará la forma y el horario de recuperación de hasta 12 horas semanales y los sábados 8 horas diarias.

Sobre el pago de los salarios, el empleador y los trabajadores, de manera libre y voluntaria, podrán establecer un calendario de pago para los sueldos que por ley les corresponde durante el tiempo que persista la suspensión.

Asimismo, establece que el empleador podrá fijar la fecha de inicio y de fin de uso del período de vacaciones acumuladas a las que tuviere derecho el trabajador.

Además, siempre que medie el consentimiento del trabajador, el empleador podrá permitir el goce de períodos de vacaciones anticipadas.

El empleador y sus trabajadores, de mutuo acuerdo y considerando las circunstancias del centro de trabajo o negocio, y las implicaciones derivadas de la pandemia, podrán convenir modalidades de trabajo establecidas en las normativas emitidas por el Gobierno.

Fuente: Pichincha Universal, 1er Impacto